Proyecto finalista

No al NOXO3

Consiste en una cobertura de dióxido de titanio en el tubo de escape de los autos. Esta, con los rayos ultravioletas, logrará volver el ozono y los dióxidos de nitrógeno, provenientes del humo de los vehículos, en oxígeno, nitrógeno y ácido nítrico.